You are here
Home > Blog >

Claves para mantener la limpieza en locales de producción alimenticia

La adecuada higiene de los alimentos en todas las fases de la cadena de producción, desde la materia prima, la elaboración, el empaque y la comercialización es fundamental para garantizar la salud de los consumidores y prevenir todo tipo de enfermedades.

En primer lugar, se debe prestar atención a la infraestructura edilicia del lugar donde se llevará a cabo la producción de alimentos, teniendo en cuenta la normativa vigente explicitada en el Código Alimentario Argentino.

Además de la habilitación del establecimiento, la inspección de los productos elaborados y la presentación de la libreta sanitaria de todo el personal que interviene en la manipulación de los alimentos, se debe prestar atención a la maquinaria que se utiliza.

Algunas empresas de fabricación de máquinas de producción alimenticia, como Gr-Maq, cuentan además con el servicio de asesoramiento personalizado y visitas de profesionales a planta, en donde se verifica el correcto funcionamiento de la maquinaria y se brindan consejos para la óptima operatoria.

Los establecimientos de fabricación alimenticia deben estar situados en zonas libres de contaminación ambiental, en donde no estén influenciadas por humo, polvo, vapores tóxicos o malos olores ni expuestos a inundaciones.

Por otro lado, en ellos no se puede realizar otras actividades, sino que deben ser de uso exclusivo para la producción de alimentos y estar distribuidos en diferentes sectores. Una de las principales es el área sucia, en donde se efectúa la recepción y la limpieza de las materias primas.

El área limpia es aquella donde se realiza la elaboración de los alimentos, y debe estar separada de la zona de almacenamiento, de los sanitarios y vestuarios, así como también del sector sucio.

Con respecto a la infraestructura, los materiales de construcción deben ser fáciles de limpiar o desinfectar, a la vez que deben resistir la acción productos químicos de higiene y roedores. Las paredes y los pisos tienen que ser de materiales impermeables y no porosos, para evitar la acumulación de suciedad.

Además, es requisito que las aberturas estén perfectamente selladas y cierren de forma correcta. En el caso de las ventanas, se recomienda colocar mosquiteros para que insectos o animales no puedan entrar.

Las empresas de producción alimenticia también cuentan con maquinaria específica, como por ejemplo amasadora industrial, laminadora de masa, cortadora y plegadora. Mantener la limpieza de las máquinas es fundamental para garantizar la calidad de los alimentos.

Las piezas y utensilios deben ser desmontadas una por una para poder limpiarlas y así evitar la acumulación de restos de comida. Una vez desinfectados, hay que almacenarlos en esterilizadores para que no vuelvan a contaminarse. Es importante utilizar productos de limpieza acordes al tipo de industria, dejando de lado los de uso doméstico.

Para el secado es clave usar papeles desechables, dado que los paños o trapos tienden a soltar partículas que se adhieren a las máquinas y pueden transferirse a los alimentos.

Por último, el personal debe colocarse vestimenta adecuada, y usar barbijos, cofias, guantes y, de ser necesario, protectores oculares, para evitar el contacto directo con la materia prima.

Deja un comentario

Top