You are here
Home > Blog >

¿Abollaste el auto? Las 3 maneras más simples para quitar abolladuras en casa

Podemos decir que sabemos lo que se siente golpear el auto y dejarlo un poco abollado. Para la mayoría de los propietarios de un vehículo, aun cuando se trata de un pequeño rasguño, ¡se siente terrible! Todos queremos que la chapa y pintura del vehículo luzca como si fuera 0Km, ¿verdad? Es por eso, que hoy venimos a contarte acerca de algunas técnicas que te ayudarán a eliminar las abolladuras y devolver a tu amado vehículo el aspecto que siempre debió tener: libre de hendiduras.

Sacar bollos en casa, ¡sin pintar!

Para la primera técnica sobre la que vamos a hablar (dijimos que te contaremos sobre 3 alternativas para sacar abolladuras en casa) vas a necesitar una sopapa de baño y agua hirviendo. Vale aclarar que aunque se trate de una técnica muy efectiva, los resultados no serán como los obtenidos en un taller de chapa y pintura, pero vale la pena aplicarlo, ¡te ahorraras uno miles de pesos!

Cuando tengas los elementos, vas a proceder de la siguiente manera:

  • Tirá agua hirviendo sobre la zona afectada. 
  • Con la sopapa, presioná en la abolladura y tirá hacia afuera para quitarla, hasta que luzca como deseas. 

Ahora vamos con la segunda técnica. Para esta alternativa vas a requerir de guantes de goma gruesos o industriales, un paquete de hielo seco, un secador de pelo que tenga regulador de temperatura (bajo, medio, alto, frío) y papel de aluminio.

El procedimiento es el que detallamos a continuación:

  • Vas a calentar la zona abollada usando el secador de cabello. Procurá mantenerlo a una distancia de 15 cm aproximadamente y a temperatura media. Es fundamental que cumplas con lo indicado para no sobrecalentar el área porque si eso sucede, harás que la pintura se estropee.
  • Ahora cubrí la zona con papel aluminio, lo que ayudará a conservar el calor y a resguardar la pintura del hielo seco.
  • Con los guantes puestos, vas a aplicar el hielo sobre la chapa (que está cubierta con el papel aluminio), para que por el “shock” de temperatura la superficie pase de expandirse a contraerse. 
  • Aguardá unos breves minutos, durante los cuales podés escuchar como un chasquido o ruido similar, el que será indicador de que la plancha de metal se enderezó.
  • Procedé a quitar el papel de aluminio.
  • Si es necesario, repetí el proceso hasta que la abolladura se haya ido por completo. 

Para la técnica número tres vas a necesitar: guantes de goma gruesos o industriales, una lata de aire comprimido y un secador de pelo con regulador de temperatura (bajo, medio, alto, frío). 

Los pasos a seguir serán los siguientes:

  • Primero calentarás la chapa en la zona afectada, tal como te lo explicamos en el paso uno de la técnica 2, ¡con el secador!
  • Con los guantes puestos vas a aplicar el aire comprimido licuado y esperá unos minutos hasta que haga efecto.
  • Cuando se disipe la espuma blanca de la superficie tratada, limpiá con un paño y repetí el proceso de ser necesario. 

Esperamos que la información que te brindamos te resulte útil y que puedas hacer que la chapa de tu vehículo luzca estupenda. Aún así, no podemos dejar de recomendarte que lleves el auto a un taller especializado, en donde de seguro dejarán la chapa como nueva. Si cliqueas en https://nuevadelta.com.ar/sacabollos-autos-zona-norte.html, podrás conocer más sobre talleres sacabollos. 

Deja un comentario

Top