You are here
Home > Blog >

La actividad física en la cuarentena: una cuestión de salud física y mental

La pandemia del Coronavirus llevó a que muchos gobiernos hayan tomado la decisión de implementar cuarentenas para su población. Si bien algunas medidas son más flexibles que otras, en líneas generales la rutina de las personas se ve alterada de forma drástica.

No solamente se suspenden las actividades laborales presenciales en los rubros no esenciales, sino que también se ponen en pausa los desplazamientos para paseos, las visitas a familiares y las actividades físicas en establecimientos como clubes o gimnasios.

Si bien el objetivo de la cuarentena es preservar a la población frente a la amenaza del Covid-19, las consecuencias a nivel físico, mental y emocional de un aislamiento prolongado podrían ser serias.

Por este motivo, es fundamental que durante la cuarentena se realicen actividades físicas, dado que aportan numerosos beneficios. Para llevarlas a cabo, podés contar con tiendas como Reusch, líder en indumentaria y artículos deportivos.

Ventajas de hacer ejercicio en cuarentena

  • Favorece el sistema inmunológico

Realizar actividad física impacta positivamente en las defensas y el metabolismo del cuerpo, colaborando con el buen funcionamiento del sistema digestivo, respiratorio, óseo, articular, muscular y cardiovascular.

Al fortalecer el organismo desde adentro, las personas se vuelven más resistentes frente a infecciones y enfermedades. En un contexto de pandemia, esta característica se torna fundamental, sobre todo en las personas que se encuentran dentro de los grupos de riesgo.

  • Colabora con el bienestar psicológico

Aunque el aislamiento tenga como objetivo prevenir el contagio masivo del Coronavirus, las consecuencias psicológicas y emocionales están a la vista. Depresión, estrés, pánico, tristeza y ansiedad son algunas de las emociones negativas que experimentan muchas personas.

El ejercicio físico favorece la producción de endorfinas, que provocan una notable mejoría en el estado de ánimo, disminuyendo el estrés, la tristeza y la ansiedad.

  • Ayuda a armar una rutina

Debido a que desde la imposición del aislamiento obligatoria la organización diaria habitual se vio completamente trastocada, la mayoría de las personas tienen dificultades para establecer horarios y cumplir con rutinas.

Destinando una hora o dos horas todos los días, o bien día por medio, para hacer actividades físicas, se logrará aportar un poco de estructura a las jornadas, asemejándose un poco a la realidad pre-cuarentena.

  • Favorece la unión familiar

El ejercicio físico es una actividad ideal para compartir con la familia o con las personas con las que se está pasando el aislamiento. Si bien algunas personas no están acostumbradas a hacer gimnasia, contar con el apoyo de un pariente puede facilitarle un poco la realización de las rutinas.

Si en la casa hay niños o personas de edades muy dispares, una excelente manera de unirlos a todos es a través del baile. Basta con buscar coreografías en algún portal de videos en línea o inventarlas entre todos.

Caso quieras adquirir indumentaria para hacer ejercicio en casa, haciendo clic aquí podrás acceder a diferentes opciones para que puedas seguir moviéndote aunque sea dentro de tu hogar.

Deja un comentario

Top