You are here
Home > Blog >

Frío y entrenamiento, los geniales beneficios de la tela térmica

La tela térmica es una de las más usadas para hacer deporte y abrigarse del frío por su adaptación al cuerpo beneficiando el movimiento, y por mejorar la transpiración natural. Aisla de las temperaturas y humedad y da calor. Conocemos su mayor uso este otoño.

Cierto es que hay enorme variedad de tipos de telas que en vistas de su elaboración, composición y espesor de hilos sirven para unos y otros usos. Cuando hablamos de las telas térmicas, nos referimos a esas que conservan la temperatura corporal por mucho más tiempo, favoreciendo además su confort y movimiento. Un ítem que se alcanza gracias a su mínima conductividad y a su poder de formar masas invisibles de aire. Son estos atributos los que simplifican el sudor, en vapor y líquido, esparciéndolo entre las fibras.

Esa es la razón por las que las prendas de este estilo, ver más, conservan la temperatura del cuerpo en equilibrio a pesar de como esté el tiempo y facilitan la transpiración.

Veamos a continuación los beneficios más subrayados de la tela térmica:

  • Es fina

Quizá uno de los motivos que más pesan a favor de la tela térmica es su liviandad. Lo que la hace ideal para colocarla bajo prendas de todo tipo más gruesas o de salida y pasar desapercibido sin que se note demasiado.

  • Conserva el calor del cuerpo

Es el elemento que más mantiene en armonía la temperatura propia y la manera en la que se evitamos resfríos y molestias de salud en cualquier estación del año, más todavía en otoño-inverno. Tan así, que ante ejercicios o caminatas al aire libre de mucho gasto calórico, incluso pueden quitarse buzos, camperas o joggins sin padecer cambios notorios de temperatura.

  • Confortables

Este tipo de tela, como la que encontramos disponible en variedad de opciones en la web de Tocki, líder en el mercado textil argentino https://www.tocki.com.ar/termicos brinda además de calor, la comodidad que necesitamos, ya que se adhiere al cuerpo y no resulta molesta. Flexible y de fácil movimiento para no sentirla una carga.

  • Seca al instante

Tanto la tela de la que pueda estar realizado como su delgadez contribuyen a que se seque en cuestión de minutos, más rápido que los hilos comunes. Así, no es necesario comprar muchas para tenerlas a mano cuando se necesiten.

  • Mantiene saludable

Más allá de estar abrigados, nos repara de que el frío ambiente nos afecte la salud y nos impida volver a entrenar o salir. Un factor fundamental al pensar en incorporarla al guardarropa. En síntesis, la utilización de prendas térmicas de buena calidad cuando vamos a estar en el exterior o nos movemos al trabajo o una salida es una forma inteligente y accesible de mantenerse protegidos de las temperaturas frías.

Deja un comentario

Top