You are here
Home > Consejos y Tips >

¿Tu aire acondicionado huele mal? La clave está en su mantenimiento

Percibir olores desagradables en el equipo de refrigeración es de por sí una señal clara de que falla su mantenimiento de rutina y necesita ser arreglado. En empresas y domicilios, es más común de lo que se cree. ¿Por qué sucede? ¿Cómo solucionarlo?

Más de una vez sucede que sin una causa aparente se comienza a sentir mal olor en un espacio aun cuando estamos seguros de que estos están limpios. La explicación es más sencilla de lo que se cree y tiene que ver con la deficiente higiene de filtros o instalación de los sistemas de aire que una vez encendidos fallan.

Para los técnicos experimentados en mantenimiento preventivo y correctivo de estos artefactos, MB Refrigeración, que cotidianamente se hallan frente a este problema, las causan más comunes pueden deberse a:

Filtros impuros

La raíz de la mayoría de los problemas de los aires acondicionados que no han pasado por un proceso de revisión en mucho lapso, superior a los 12 meses y por la que comienzan a exteriorizar fallas debido a que partículas y polvo se depositan en los espacios internos como la bandeja de desagüe, intercambiador, gas refrigerante o ventilador dando lugar al surgimiento de bacterias y hongos que causan ese olor fétido.

Saturación de grasa

Un percance común en muchos domicilios y locales de gastronomía que trabajan con la cocina. Un Split puede despedir olores a comida y grasa de forma recurrente si sus filtros no se asean cada 2 o 3 meses, colmándolos.

Examen del gas refrigerante

Puede ser un clásico que los artefactos de aire con el paso de los años vayan desperdiciando gas. En este punto, la revisión es impostergable porque puede evitar pérdidas peligrosas, y además romper el aparato. Medir y calibrar los niveles son los pasos que siguen los expertos en refrigeración domiciliaria e industrial.

Instalación inapropiada

Más específicamente la del desagüe. Sucede que cuando el agua que debe salir naturalmente se acumula en la parte de la bandeja, comienza a producir olor feo en todo el ambiente interno. Por eso, el aparato debe contar con sifón conectado a la salida.

Problema eléctrico

La sensación de que huele a quemado es otra típica causa. En este caso, el problema puede ser más serio ya que involucra electricidad. Debe desconectarse a la brevedad de la red y solicitar la ayuda de un experto en esta tarea. Dar con la causa que origina el olor desagradable será clave para solucionarlo y extender la vida útil del aire. Y, en este punto, el asesoramiento de técnicos profesionales en refrigeración, https://mbrefrigeracion.com.ar/refrigeracion-aire-acondicionado.html, es fundamental. Realizar mantenimiento de rutina evita muchos gastos y dolores de cabeza hacia adelante relacionados con el presupuesto y la salud de quienes habitan estos lugares.

Deja un comentario

Top